¿Cómo es una casa minimalista?

En una casa minimalista predominan los colores neutros, las líneas sencillas y un mobiliario funcional. Su elegancia y sencillez lo convierten en un estilo tremendamente atractivo.

1. Espacios libres

La principal clave para conseguir una casa minimalista es despejar todas las superficies.

2. Paredes despejadas

Otro aspecto fundamental en un diseño de interiores minimalista es la ausencia de elementos decorativos en las paredes.

Además, el objeto seleccionado para decorar nuestra pared debe respetar la gama cromática del resto del espacio.

3. Suelos limpios

Si queremos lograr un estilo minimalista en casa, es importante escoger un suelo en tonos neutros. Tanto si optas por un suelo de madera, laminado o piedra, hay que intentar mantenerlo lo más despejado posible de muebles o alfombras.

Si optamos por añadir una alfombra, puedes escoger un modelo en un color neutro, sin estampados y con pelo corto.

4. Mobiliario

Sin duda, el mobiliario juega un papel fundamental en cualquier estilo decorativo, también en la decoración de casas minimalistas. La clave está en los muebles de líneas rectas, sencillas y monocolor. El menos es más también se impone en la selección del mobiliario.

5. Almacenaje

Para mantener nuestra casa despejada es fundamental disponer de suficiente espacio de almacenaje. Cómo tener una casa minimalista no significa que nos deshagamos de todos nuestros objetos, siempre podemos mantenerlos fuera de la vista en cajones o tras la puerta de los armarios, manteniendo nuestra vivienda perfectamente ordenada.

6. Fuera complementos

La última clave para conseguir una casa minimalista está en decorar solo con una selección de objetos y piezas que transmitan algo. Una buena colección de objetos decorativos en espacios cuidadosamente escogidos aportarán calidez y convertirán tu casa en un hogar con personalidad.

Fuente dimensi-on.com (Extracto)